05 julio 2018

Tecnología y deporte: un binomio en busca de su “momento eureka”

tecnología y deporte

En 2001 se celebró en Madrid la primera edición de uno de los eventos deportivos más destacados del calendario internacional: el Mutua Madrid Open de Tenis. Desde entonces, todos los meses de mayo la ciudad de Madrid acoge un torneo caracterizado por apostar por la innovación, y que en su edición de 2018 albergó la primera edición del Foro Sport, Business & Management. El foro fue organizado por el csbm (Center for Spor Business Management), y en esta primera edición, la temática elegida para articular las diferentes ponencias que se celebraron fue la de abordar cómo la tecnología está incidiendo en la industria del deporte.

 

Como miembro del csbm, tuve la oportunidad de inaugurar este Foro impartiendo una ponencia en la que traté de enmarcar cuáles son los principales vectores de desarrollo en los que la tecnología está incidiendo, y me propongo a través de este artículo resaltar las principales ideas de dicha ponencia.

 

Es cierto que la asociación entre la tecnología y el deporte no supone ninguna novedad. Desde principios del siglo pasado, el deporte ha ido tecnificándose en una doble dirección: la mejora del rendimiento deportivo y el enriquecimiento de la experiencia para el espectador. Sin embargo, al igual que en otros muchos ámbitos, esta tecnificación se ha acelerado de forma espectacular en los últimos años. Hasta tal punto, que el crecimiento de las empresas que se dedican a la tecnología aplicada al deporte se ha multiplicado por 3 en los últimos años, alcanzando en 2017 una cifra de inversión de 1.000 millones de euros en tecnología deportiva. Como en otros muchos sectores de actividad, resulta evidente que la digitalización está actuando de auténtico catalizador.

 

¿Cuáles son los vectores en torno a los que se está canalizando toda esa inversión en el desarrollo de tecnología aplicada al deporte? Tradicionalmente la aplicación de la tecnología al deporte se ha articulado en torno a cuatro grandes pilares: al análisis y control del juego (persiguiendo una mejora del rendimiento deportivo); los medios audiovisuales; la búsqueda de alternativas de entretenimiento dentro de los estadios; y la mejora de la interacción con los aficionados. Y si bien es cierto que se han ido incorporando nuevos dispositivos y herramientas, estos cuatro vectores siguen marcando la senda del desarrollo tecnológico en el deporte en la era de la digitalización.

 

En el ámbito del análisis y control del juego, los sistemas de Tracking del rendimiento individual de los deportistas a través de tecnologías GPS y weareables, permiten a los equipos técnicos manejar al instante información precisa acerca del rendimiento de los deportistas, de forma que los entrenadores puedan utilizar toda esa información en su toma de decisiones. Pero además, cuando esa información se pone también a disposición de otros players del ecosistema del deporte de alta competición (como por ejemplo ligas y medios de comunicación), surgen otros ámbitos de aprovechamiento que están marcado el desarrollo de las retransmisiones televisivas por ejemplo.

 

Junto a estos sistemas de Tracking vinculados al rendimiento deportivo, la aplicación de soluciones tecnológicas como el “instant replay”, el “ojo de halcón”, o el propio sistema de videoarbitraje “VAR” que tanta repercusión e incidencia está teniendo en el desarrollo del Mundial de Fútbol de Rusia, son ejemplos de tecnologías que están teniendo una rápida implantación y un grado de aceptación bastante elevado, lo que está ayudando mucho a perder el miedo a innovar en la incorporación de tecnología en las competiciones deportivas.

 

Desde la perspectiva del espectador a escala global, el desarrollo de los medios de comunicación (y en particular de la televisión) ha provocado que el grado de penetración del deporte en los hábitos de consumo audiovisuales haya crecido exponencialmente. Esto ha sido así, en gran parte, gracias al desarrollo de la alta definición, y en este sentido, la irrupción de la televisión en 8K va a permitir retransmitir eventos deportivos con la máxima definición que es capaz de percibir el ojo humano, y será una de las innovaciones que marquen el consumo de deporte por televisión en el futuro.

 

Asimismo, la incorporación de efectos 3D en las retransmisiones deportivas ofrecen al espectador la posibilidad de acceder a contenidos que enriquezcan y mejoren la experiencia de ver un espectáculo deportivo desde el salón de casa. Y en los próximos años, veremos cómo la realidad virtual, la realidad aumentada y la realidad virtual holográfica van a permitir generar contenidos aún más impactantes, hasta el punto de que comienza a ser una preocupación muy seria entre las llamadas properties, cómo hacer que la asistencia al estadio en directo continúe manteniendo su atractivo.

 

De ahí que las entidades deportivas estén trabajando en el desarrollo de soluciones orientadas hacia la mejora de la experiencia del aficionado que asiste al estadio, incorporando para ello tecnologías muy diversas como la iluminación LED (imprescindible para poder hacer retransmisiones en 3D); los espectáculos de Videomapping; o la disponibilidad de soluciones de conectividad que faciliten la utilización de teléfonos móviles, así como el análisis de toda la información y datos generados en torno a un evento deportivo, de cara a desarrollar modelos predictivos que permitan anticiparse a las necesidades del espectador.

 

Estamos por tanto asistiendo a un momento crucial que anticipa la irrupción de alguna solución tecnológica que cambie para siempre la forma en que percibimos y disfrutamos del espectáculo del deporte. Igual que la irrupción de los smartphones supuso un hito en la evolución de la telefonía móvil, creo honestamente que estamos a las puertas de que surja esa innovación tecnológica que provoque ese “momento eureka” que en su día supusieron los smartphones y que rápidamente todo el mundo entendió y asumió que marcaría un antes y un después. La industria del deporte está detrás de ese “momento eureka que seguro no tardará mucho en llegar…

 

Francisco Roca, Presidente del Consejo Asesor del csbm

 

No hay comentarios

Matilde Pastor

09/04/2019
La actividad física siempre va a estar unida a la salud. Así como el Fitness y la Tecnología. Las tendencias que creemos imperarán serán aquellas que mantengan la motivación, el compromiso, la constancia, la información y el entretenimiento, es decir todos las actividades que puedan realizarse en grupo, las que les acompañe unos buenos entrenadores personales, que se encarguen de guiar, inspirar y motivar incluyéndoles los hábitos de vida y alimentación sana. Resumiendo las actividades grupales y la conectividad.

¿Quieres comentar la noticia?

Si quieres personalizar tu avatar, click aquí.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con *
Recuerda que los comentarios deben ser revisados por un administrador.