ocho-procesos-criticos-del-liderazgo

12 abril 2018

Daniel Benjumea, docente de EUDE, nos habla sobre “Los Ocho Procesos Críticos del Liderazgo”

Ocho Procesos Críticos del Liderazgo

El Liderazgo como competencia se basa principalmente en la gestión de Procesos.

Todo lo que sucede dentro del seno de las Organizaciones se rige por la ley de Procesos en las que mediante la planificación, la puesta en práctica, la evaluación y los ajustes se van produciendo las mejoras enfocadas al éxito de la misma.

 

El liderazgo está sujeto a una serie de reglas inherentes entre la cuales se encuentran los denominados Procesos Críticos. Dichos Procesos son claves, por lo que todo “Líder” dentro de una Organización debe conocerlos y reconocerlos a través de un amplio nivel de conciencia y consciencia.

 

Principalmente hay 8 procesos denominados críticos que deben ser tenidos en cuenta a la hora de dirigir el Staff de una Organización:

 

  • Identificación de Oportunidades

El Líder o Coordinador de un equipo de trabajo debe ser capaz de reconocer todo tipo de oportunidades dentro de su ámbito de actuación.

Dichas oportunidades a veces están sujetas a la resolución de diferentes problemas ya que como decía Petter Drucker “La cualidad de un Líder es saber transformar los problemas en Oportunidades”.

La evidencia a veces no es tan evidente por lo tanto no sólo un líder ha de ser visionario sino que también debe saber hacer una lectura en tiempo y espacio de las oportunidades que en el día a día abordan a su equipo, sus funciones o su cliente.

 

  • Gestión de Confictos

La Gestión de conflictos es un arte que requiere de paciencia, positividad y sobre todo el entendimiento y la comprensión de que algunos conflictos no deben ser resueltos sino que se debe aprender a convivir con ellos. Son algo natural dentro de la Organización.

Generalmente el Conflicto se convierte en un problema,  cuando no se resuelve o cuando sencillamente se lucha contra en conflicto en lugar de confrontarlo.

Un buen líder debe apalancarse en estos casos para elevar el nivel de consciencia de su staff y transformar el conflicto en una fuente de crecimiento y cambio evolutivo.

 

  • La Gestión de la Información 

No es lo mismo tener información, que gestionar información. La gestión requiere de recopilación, análisis, evaluación y segmentación.

La gestión de la información es un proceso crítico en tanto en cuanto la información que se maneja en las Organizaciones depende principalmente del canal Formal e Informal.

Es de vital importancia que un buen Líder gestione la información de ambos canales con éxito y sobre todo sea capaz de extractar la información válida para poder implementar cambios a través de ella. El uso de herramientas de comunicación y el manejo de las Soft Skills se hace fundamental en este caso.

 

  • La Gestión de la Comunicación 

Si la Gestión de la Información era importante, la comunicación lo es aún más ya que es la herramienta a través de la cual se puede gestionar dicha información.

Un buen líder no sólo ha de conocer las herramientas comunicativas para distribución y gestión de la información a nivel interno y externo a través de los diferentes canales, sino que además debe tener la “habilidad” de comunicarse.

La comunicación es la capacidad de entender y ser entendido en el marco vital de las relaciones. Esto adquiere una mayor importancia cuando se comparten objetivos y metas dentro de una Organización.

 

  • La Motivación

La Motivación como proceso se basa principalmente en la capacidad de mantenerse un “Líder” motivado en el día a día. Motivar a nuestro Staff a veces no es tan sencillo porque cada persona tiene su propia vía de motivación y la capacidad de gestionarla por parte de los “mandos” de una organización no es posible.

Lo que si puede gestionar todo responsable es su propia motivación de tal forma que mediante esta y un alto grado de automotivación sirva de influencia y ejemplo para el resto del Staff. “Es más fácil desmotivar a través de nuestras conductas, que motivar”.

 

  • Gestión de Recursos

Como si de un jugador de ajedrez se tratase, el “Líder” debe estudiar cada jugada. No todas las piezas dentro de una organización funcionan igual, y mucho menos las personas que son las que finalmente hacen que una organización funcione.

De cómo se gestionen los recursos, cómo se establezca el timing y cual sea la disponibilidad y disposición de los mismos, depende en gran parte el éxito en la Organización.

 

  • Gestión del Ego

Si, la gestión del Ego es otro gran proceso al que se enfrenta todo “Líder” en su trabajo diario. El Ego es el antihéroe del Liderazgo por que sólo se nutre de la victoria privada y no está enfocado a la evolución y desarrollo del Staff.

Todavía a día de hoy y a pesar de convivir en Organizaciones más horizontales y con diferentes generaciones mucho más creativas y evolucionadas en cuanto a conciencia social y valores, muchas organizaciones siguen ancladas en un Liderazgo de Egos, sujeto a sistemas de recompensa o reconocimiento arcaicos. Estos Sistemas Ególatras frenan la evolución interna de la Organización.

Nadie entraría en un establecimiento con un paraguas abierto, se cierra y se deja en el paragüero…, el Ego se deja fuera, no hay nada de lo que protegerse y mucho de lo que empaparse.

 

  • Autogestión

Este quizá sea el proceso más crítico de todos y por eso lo he dejado para el final. La tendencia a tomar el control de todo lo que sucede a veces es tan simple como hacer un ejercicio autoritario del cargo…”porque soy el que manda”. Esto no funciona, es sabido ya por la gran mayoría de los seres humanos.

Es el proceso más crítico por que requiere pararse, reflexionar, auto-cuestionarse, mirarse y verse de forma realista y continuada. Me gusta mucho trabajar con mis alumnos la Ventana de Johari ® ya que de ella se desprende información muy relevante de cara a conocer lo que realmente está llegando de nosotros en el ejercicio del cargo.

Es el proceso más complicado por que internamente tenemos un sistema de creencias y valores tan grande o incluso más que el de la propia organización. Lo importante de todo esto es entender que nuestro sistema de creencias y valores va a determinar nuestra conducta y dada nuestra posición influyente dentro del Staff podemos crear una Cultura sin llegar a ser conscientes de ello.

 

Trabaja cada proceso crítico en tu día a día, planifica y estructura objetivos para acometer cada uno de ellos. El Liderazgo no es un cargo, es una responsabilidad.

 

 

Daniel Benjumea Aparicio

Docente en Habilidades Directivas y Toma de Decisiones en EUDE Business School 

No hay comentarios

¿Quieres comentar la noticia?

Si quieres personalizar tu avatar, click aquí.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con *
Recuerda que los comentarios deben ser revisados por un administrador.