08 Septiembre 2014

Los business angels, qué son y cómo te pueden ayudar a hacer realidad tu empresa

Qué son los business angels

En estos tiempos donde parece que poner en marcha un nuevo proyecto empresarial es la salida natural de cada vez un mayor número de jóvenes emprendedores, quizá te pueda interesar saber qué son los business angels (los ángeles de los negocios) y cómo éstos te pueden ayudar a sacar adelante el proyecto empresarial que tienes en mente.

Los business angels son personas físicas con un amplio conocimiento de determinados sectores y con capacidad de inversión, que impulsan el desarrollo de proyectos empresariales con alto potencial de crecimiento en sus primeras etapas de vida, aportando capital, habilidades directivas y su red de contactos. Se diferencian de los inversores tradicionales y del capital riesgo en que normalmente se implican en la gestión de la empresa.

Con el fin de poner en contacto a estos inversores privados con los emprendedores, se crean redes que realizan una labor de intermediación (conocida como Matchmarking) canalizando proyectos previamente validados, hacia los inversores más adecuados. Estas redes, además, garantizan que el proceso se lleve a cabo en las mejores condiciones de transparencia y confidencialidad.

Características de los business angels:

– Invierten su propio dinero a través de la participación en el capital; en este sentido se diferencian de las entidades de capital riesgo, que invierten recursos normalmente de inversores institucionales y/o de entidades financieras.

– Invierten en sectores que conocen.

– Prefieren mantener el anonimato ante terceras personas o entidades.

– No suelen adquirir más del 50 % de las participaciones.

– Los montantes de inversión no están establecidos, pero normalmente los business angels pueden financiar operaciones entre 25.000 euros y 250.000 euros (o alrededor del 25% de su capital disponible).

– Intentan aportar el máximo valor y tiempo para que la empresa crezca.

– El destino de estas inversiones puede ser capital semilla (para arrancar un proyecto empresarial) o capital para aquellas empresas en fase de crecimiento que se han fijado como objetivo obtener una plusvalía a medio plazo, o reencontrar el potencial de los comienzos, etc.

– Sus decisiones de inversión pueden ser distintas a las motivaciones estrictamente financieras (satisfacción profesional, responsabilidad social, etc.), aunque lógicamente esperan obtener una rentabilidad.

– Suelen invertir en empresas que no le supongan grandes desplazamientos de su lugar de residencia; tienen un radio de acción de unos 100 Km.

– La desinversión suele ser más lenta que en los inversores de capital riesgo y la rentabilidad sueles ser menor también. Se diferencian de este tipo de empresas en que tienen un carácter informal, en el sentido de que no necesitan cumplir ningún requisito formal (no están regulados por ley, ni están sometidos a procesos de supervisión por ningún organismo de control).

 

¿Crees que te pueden ayudar? Dínoslo. ¿Te han ayudado? ¿Cómo? Comparte tu experiencia con nosotros.

No hay comentarios

¿Quieres comentar la noticia?

Si quieres personalizar tu avatar, click aquí.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con *
Recuerda que los comentarios deben ser revisados por un administrador.