28 Marzo 2017

Perú inundado por lluvias, Estados Unidos por la nieve, un terremoto de 7.3 grados en Autralia. Global warming, un problema que está destruyendo el mundo

global warming

Cada estado y cada sociedad, de alguna manera está viviendo y sufriendo en diferentes grados distintas catástrofes por el cambio climático. Impactos generados e irreversibles para las personas y los ecosistemas. Ciudades, pueblos, estados están desapareciendo; unos se inundan por las lluvias, otros por la nieve, inclusive el lugar más frío en el mundo está deshelándose.

 

El dióxido de carbono (CO2) existe de forma natural en la atmósfera, pero la actividad humana en las últimas décadas lo ha hecho aumentar de forma exponencial. Las emisiones de CO2 alteran la temperatura global y afecta todos los ecosistemas.

Uno de los principales efectos donde podemos observar este cambio de temperatura es en los polos glaciares. La Nasa, mostró recientemente como el Ártico muestra el mayor deshielo invernal, la capa registró en enero menos hielo desde hace 38 años.

 

Por otro lado, el mar se traga la costa de África Occidental, donde la acción humana y el calentamiento global ponen en riesgo la existencia de numerosas comunidades costeras. Los habitantes de la aldea de Fuvemeh caminan por el pueblo inundado. Los que vivían más cerca del mar comenzaron a demoler sus viviendas para reconstruirlas más lejos de la costa.

 

‘El Niño’ y el calentamiento global llevan al límite la sequía en los bosques amazónicos, donde estudios muestran que los bosques amazónicos, alcanzaron la mayor temperatura de las cuatro últimas décadas y probablemente del último siglo, así como a una mayor extensión de sequía extrema

 

Recientemente, las intensas lluvias e inundaciones registradas en el norte de Perú han provocado ya 91 muertos, después de que el río Piura haya alcanzado niveles históricos tras soportar una lluvia de 15 horas. Pueblos desaparecidos por el río, ciudades inundadas y familias sin hogares.

 

La reciente tormenta de nieve Stella, golpeó la costa Este de Estados Unidos, cubrió con un manto blanco todo el norte de la costa atlántica, la cual paralizó casi por completo a Nueva York. Los gobernadores de Maryland, Virginia, Nueva York, Nueva Jersey y Pensilvania declararon el estado de emergencia para poder movilizar los recursos.

 

Por último hace unos días, el ciclón tropical Debbie llegó al noreste de Australia, con vientos sostenidos de 185 kilómetros por hora y con ráfagas que llegan a más de 262 kph. La tormenta está azotando la costa de Queensland, con lluvias torrenciales, que podrían causar grandes inundaciones. Este huracán ya ha dejado rastro de destrucción a su paso por las islas periféricas y cerca de la parte continental.

 

Todas estas terribles catástrofes, están afectando a nuestro planeta. Es nuestra misión como seres humanos, ayudar desde nuestros hogares, en nuestros trabajos  y cambiar nuestros hábitos para colaborar y salvar al mundo de tantas tragedias.

 

No hay comentarios

¿Quieres comentar la noticia?

Si quieres personalizar tu avatar, click aquí.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con *
Recuerda que los comentarios deben ser revisados por un administrador.