08 Octubre 2014

Fundación Prodis pone en marcha un proyecto empresarial para jóvenes con discapacidad intelectual

Siempre comprometidos con la formación a todos los niveles y con la cooperación por el progreso y desarrollo social,  abordamos hoy el tema de la formación e inserción laboral para personas con discapacidad intelectual. Para ello, Antonio Robles, profesor del área de Recursos Humanos, nos hablará sobre la Fundación Prodis, Institución que trabaja en la formación de este colectivo. 

Antonio, ¿Qué es la Fundación Prodis? 

Prodis es una fundación comprometida con las personas con discapacidad intelectual para ayudarles en  su desarrollo personal y en su inclusión laboral. Trabajan para lograr una sociedad, respetuosa, solidaria y justa hacia las personas con capacidades diferentes. Uno de sus puntos diferenciales y lo que más me atrajo de ellos es su programa Promentor por el cual forma en la UAM a chicos con capacidades diferentes en las habilidades necesarias para su desempeño en la empresa. Con ello otorgan a su colectivo un título universitario y a las empresa grandes profesionales formados y comprometidos. Fueron pioneros y desde luego marcaron la diferencia en lo que al trabajo con apoyo se refiere. En nuestras clases hablamos habitualmente del talento y esto lo es: hacer las cosas de un modo diferente con la mayor excelencia.  Desde luego para mi es una ejemplo y un orgullo colaborar con ellos.

¿Qué te une a la Fundación? 

Conozco a la fundación desde hace años pues colaboré con ellos en mis antiguas empresas proporcionando a sus colectivos la posibilidad de incorporarse en nuestras organizaciones. Hace unos días recibí una llamada donde me proponían dar clases en un nuevo proyecto que estaban desarrollando. El Programa Empresa está dirigido a jóvenes con discapacidad intelectual que hayan cursado una Formación Laboral en ámbito universitario y que quieran recibir una formación de experto en el ámbito empresarial. Tras esta formación los alumnos recibirán el Título de Experto. ¡Mi respuesta fue un sí rotundo!

¿Qué hace la Fundación Prodis por las personas con discapacidad intelectual? 

El empleo es un factor esencial para la inclusión, pues permite a la persona participar en la vida económica y social. Para favorecer la inclusión, desde la Fundación Prodis, se considera imprescindible ofrecer una formación que se adecúe a criterios de calidad. En el marco de los programas formativos para el empleo, el Programa Empresa, diseñado por la Fundación Prodis, nace como un proyecto de carácter empresarial para ofrecer una profesionalización a jóvenes con discapacidad intelectual que hayan cursado una formación laboral dentro del ámbito universitario.

¿Qué supone este tipo de programas?

La propuesta del Programa Empresa supone un avance cualitativo e innovador en el establecimiento de programas de formación laboral para personas con discapacidad intelectual, pues se concibe como una preparación especializada y post-universitaria. El Programa Empresa es el primer título formativo post-universitario para estos colectivos en España, por lo que su desarrollo, con el apoyo de instituciones como la Fundación GMP, da lugar a una formación más completa y de mayor calidad. Que quieran contar con profesionales expertos que estamos vinculando en nuestro trabajo al  desarrollo de personas.

¿Qué responsabilidad tienen las empresas con este colectivo?

No debemos olvidar que las empresas tienen una responsabilidad que va más lejos que el mero complimiento con una Ley de Integración Social del Minusválido (….a ver cuando alguien se da cuenta de lo lamentable del nombre y deciden cambiar la palabra minusvalía por alguna más apropiada ya que nadie es menos válido que nadie a pesar de que muchas personas con capacidades genéricas insistan a diario en hacérnoslo ver con sus actos). La responsabilidad de la empresa es devolver a la sociedad lo que la sociedad ha hecho para que cada una esté posicionada en el mercado como lo que es. Un proyecto de inserción laboral es una buena herramienta para esa devolución ya que dota de la posibilitad de que las personas con capacidades diferentes participen de forma activa en la sociedad a través de la realización de un trabajo en el que se sientan valorados y que les permita, en definitiva, ir optando por realizar su propio proyecto de vida.

¿De quién depende la puesta en marcha y funcionamiento de este tipo de proyectos?

Para esto es responsabilidad de las fundaciones o los diferentes organismos que trabajan con la modalidad de empleo con apoyo de todas a los profesionales que se incorporan en las empresas  de las capacidades necesarias para el buen funcionamiento del trabajador en su día a día. Y con esto crear un proyecto WIN to WIN, donde os aseguro que tanto cuando he sido empresa contratante como ahora de docente, siempre gano yo.

 

Gracias Antonio por hablarnos de este apasionante proyecto… 

No hay comentarios

¿Quieres comentar la noticia?

Si quieres personalizar tu avatar, click aquí.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con *
Recuerda que los comentarios deben ser revisados por un administrador.