21 Agosto 2015

El valor de la comunicación interna en las empresas en el siglo XXI

El siglo XXI se puede llamar la era de la información ya que se ha producido más los últimos 50 años que en el resto de la historia de la humanidad. Anteriormente, las empresas eran celosas con cualquier tipo de información, llegando al punto de crear sistemas de seguridad especializada para que nadie externo se entere del qué y cómo lo hacen de los procesos y los productos. En la actualidad esa mentalidad está cambiando con los nuevos empresarios y emprendedores, ya no ven a la persona de al lado como el enemigo, sino como el “amigo” capaz de aportar más en la idea inicial.

 

Comunicación abierta dentro de la empresa

Las nuevas organizaciones tienden a ser más abiertas a nivel la comunicación interna, eliminando paredes y teniendo cada vez más reuniones interdepartamentales. Las grandes corporaciones tienen departamentos  de comunicación interna y los nuevos organigramas tienen mayores conexiones.

Conocer que hacen el resto de los departamentos, hace que se tenga un mejor resultado con un menor esfuerzo.

Comunicación libre para los emprendedores

Debido a las nuevas tecnologías, existen cada vez más empresas con información libre, donde difunden sus contenidos y escuchan las opiniones de otros que ayudad a que sus IDEAS evolucionen.

A través de internet, los emprendedores pueden conseguir cada vez más opiniones de todo tipo de personas de manera gratuita y voluntaria, a la idea de origen, conociendo de primera mano los requerimientos del mercado.

Al ser abierto con la información, el mercado, los expertos y el público general pueden ayudar a crear una mejor idea hasta llegar al punto de que son los externos los que crean lo que tú quieres promover.

La diferenciación del producto en el mercado no suele ser físico (ya que siempre puede ser copiado) sino que se alimenta de elementos extras como la calidad del servicio, la garantía del producto o la exclusividad de la marca, entre otros.

La liberación de las ideas suelen estar tanto en los productos como en la educación

Podemos encontrar  cursos gratuitos e institutos de aprendizajes de excelente calidad dictados por ponentes expertos en su tema como por ejemplo a Khan Academy, que es una organización sin fines de lucro que promueve “educación de nivel mundial para cualquier persona, en cualquier lugar y de manera gratuita” utilizando plataformas como Youtube.

No podemos sacrificar la voz por la seguridad. Al mostrar una idea, el mundo nos puede enriquecer, trayendo siempre beneficios al desarrollo.

Si quieres saber más sobre este tema estudia un Máster en Recursos Humanos.

No hay comentarios

¿Quieres comentar la noticia?

Si quieres personalizar tu avatar, click aquí.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con *
Recuerda que los comentarios deben ser revisados por un administrador.