05 diciembre 2017

La impresión 3D abarata las prótesis medicinales

BQ presenta la impresion 3D

Se investiga la impresión tridimensional de cartílagos, huesos o piel humana

 

La impresión 3D permite hacer un prototipo rápido a un coste ínfimo, y la disponibilidad de diseños online y gratuitos hace más popular su uso. Actualmente no hace falta ser diseñador 3D para poder descargar e imprimir objetos en nuestra propia casa. Y es que tal y como asegura Kristina Rastrilla, responsable de producto educativo de la marca de BQ, “la compañía persigue poner al alcance de todos la impresión 3D”. Durante un encuentro con los alumnos de EUDE Business School, Rastrilla ha señalado que “imprimir un objeto tridimensional en casa en tan solo unos minutos es ya una realidad”.

 

Las impresoras 3D funcionan como una manga pastelera que va depositando el material, capa por capa, imprimiendo el objeto que previamente se ha diseñado o descargado de Internet.

 

Entre las posibilidades que ofrece la impresión 3D destacan las aplicaciones en medicina, ámbito en el que se están realizando investigaciones para imprimir cartílagos, huesos o piel humana. “La impresión tridimensional está haciéndose hueco en las consultas médicas para temas prequirúrgicos y se ha convertido en un aspecto fundamental en la comunicación con el paciente porque se le puede mostrar con objetos la operación que se va a llevar a cabo”, reconoce Rastrilla. Además, la impresión 3D democratiza la accesibilidad a personas con alguna malformación o discapacidad que tienen problemas para hacer cosas cotidianas. Actualmente se pueden conseguir prótesis medicinales por menos de 10 euros.

 

Las impresiones tridimensionales han llegado también al sector educativo donde se pretende que “la impresora 3D sea una herramienta para poder trabajar transversalmente en cualquier área de educación”, tal y como señala Rastrilla. Y la moda también ha acogido estos diseños 3D, así como los arquitectos o restauradores que lo utilizan para hacer recreaciones de esculturas u obras.

 

El futuro de la impresión 3D pasa por incorporarla en la vida cotidiana de nuestros hogares “siendo capaces de poder cambiar personalmente una pieza

No hay comentarios

¿Quieres comentar la noticia?

Si quieres personalizar tu avatar, click aquí.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con *
Recuerda que los comentarios deben ser revisados por un administrador.