28 Abril 2014

10 ideas de financiación para emprendedores

Si estás pensando en convertirte en un emprendedor,  en poner en marcha tu propio negocio, tienes ya la idea pero no sabes bien cómo financiarlo, te proponemos que explores las siguientes posibilidades:

Lo primero es tener claro que existen tres posibles vías para acceder al capital: Aportaciones de Capital (puede ser de tu propio bolsillo o prestado por otras personas que se convierten en socios), financiación bancaria y ayudas públicas o subvenciones:

La familia y amigos o, en inglés, los “Family Friends and Fools” (FFF)

Es el paso natural para todo emprendedor: pedir el capital inicial para poner en marcha el proyecto al entorno más cercano. Sus principales riesgos son la mezcla de relaciones personales y económicas riesgos (si algo va mal, no solo perderías el capital), y que estas personas no entiendan bien el negocio y no puedan ayudarte en la toma de decisiones.

El Mecenazgo

Es un tipo de patrocinio que se otorga de forma desinteresada, o dicho de otro modo, se conceden una serie de recursos financieros no exigibles en el corto plazo o bien puede ser devuelto mediante otro tipo de recompensas no estrictamente económicas.

La participación en el capital social de la empresa

Cualquier persona, física o jurídica, podría ser invitada a participar del capital social de nuestra empresa mediante aportaciones dinerarias a cambio de la cesión de participaciones o acciones, dependiendo del caso, convirtiéndose así en nuestros socios.

Los Fondos de inversión

Un fondo de inversión es un instrumento de ahorro que reúne a un gran número de personas que quieren invertir su dinero. El fondo pone en común el dinero de este grupo de personas y una entidad gestora se ocupa de invertirlo. Si conseguimos convencerles, entrarán dentro del accionariado de nuestro negocio.

El Capital Riesgo o Emprendedor

Estas empresas ponen en contacto el capital que espera para ser invertido y las empresas que necesitan una inyección de fondos para desarrollarse rápidamente a cambio de obtener altas rentabilidades. Lo más habitual es que entren a formar parte del equipo directivo de nuestra empresa durante un periodo muy determinado de tiempo. Una vez alcanzado el retorno de la inversión esperado saldrán de nuestro negocio.

Los bancos

Se trata de la financiación tradicional, la más habitual y conocida por el conjunto de la sociedad. La entidad financiera a la que acudamos, si tiene a bien concedernos el importe que le solicitemos, nos cobrará un determinado tipo de interés que tendremos que devolver en una serie de plazos. Deberemos demostrar solvencia para minimizar el riesgo que correrá con nosotros.

Los créditos blandos

Existen otras entidades públicas que nos podrían ofrecer mejores condiciones de financiación siempre y cuando cumplamos una serie de requisitos y orientemos esos fondos a cuestiones concretas. En España, el Instituto de Crédito Oficial (ICO) es una de ellas. Los bancos son los encargados de ofrecernos esos productos, actuando como intermediarios y asumiendo el riesgo de la operación.

Los préstamos participativos

La entidad prestamista, a cambio de prestar un dinero, pasa a participar de los beneficios de la empresa financiada, además del cobro, por regla general, de un interés fijo.

Los “business angels”

Son personas físicas, normalmente antiguos directivos de multinacionales y antiguos alumnos de escuelas de negocios, que aportan a empresas concretas su dinero y su saber hacer, además de su red de contactos, con el fin de participar en proyectos muy jóvenes, básicamente en su arranque, que les permitan obtener una plusvalía a medio plazo y con la esperanza de seleccionar un proyecto empresarial de gran éxito.

Las subvenciones

Cada día más en desuso como consecuencia de la crisis. Las subvenciones, por regla general, consisten en la entrega de una cantidad de dinero por parte de la Administración pública a un particular, sin obligación de reembolsarlo, para que realice cierta actividad que se considera de interés público. Las comunidades autónomas y los ayuntamientos han contribuido en el pasado reciente a impulsar proyectos muy concretos.

 

No hay comentarios

¿Quieres comentar la noticia?

Si quieres personalizar tu avatar, click aquí.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con *
Recuerda que los comentarios deben ser revisados por un administrador.